Contacta con nosotros

Actualidad

Aplazan la celebración de las fiestas de las Fallas y de la Magdalena 2020 siguiendo la instrucción del Ministerio de Sanidad

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que se aplazan las fiestas de las Fallas en toda la Comunitat Valenciana y de la Magdalena de la ciudad de Castelló hasta que la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus permita su celebración, siguiendo las instrucciones dadas por el Ministerio de Sanidad y con la premisa de la «prioridad absoluta» de proteger la salud de la ciudadanía y de minimizar riesgos de contagio.

El responsable del Consell ha realizado estas declaraciones en una comparecencia pública tras la reunión extraordinaria convocada en la tarde de este martes de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación frente al Coronavirus, encargada de la coordinación y el seguimiento de las actuaciones que corresponden a la Generalitat en el marco del Sistema Nacional de Alerta Precoz y Respuesta Rápida.

«Hoy, en una reunión mantenida por videoconferencia, los responsables del Ministerio de Sanidad nos han trasladado una instrucción clara: la conveniencia de no celebrar los actos festivos de las Fallas y la Magdalena en las fechas previstas, porque, en estos momentos, debemos minimizar elementos de riesgo para el contagio, como son las aglomeraciones humanas o los desplazamientos masivos de personas procedentes de otras zonas», ha indicado el president, que también ha mantenido contacto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Por ello, como ha sucedido con otros eventos como el Carnaval de Venecia, la Feria Internacional de Turismo de Berlín o el Mobile World Congress de Barcelona, se ha acordado, siguiendo la instrucción del Ministerio de Sanidad, aplazar la celebración de las fiestas de las Fallas y de la Magdalena en la Comunitat Valenciana, una decisión tomada «por responsabilidad, por indicación de los expertos en Salud Pública y pensando en el bien general», ha indicado.

El president ha destacado que la crisis del coronavirus ha situado a la sociedad ante un «reto sanitario global» que «obliga a extremar las precauciones y a actuar desde la responsabilidad, la prudencia y la proporcionalidad y sin alarmismos de ningún tipo».

«Es importante subrayar que tenemos uno de los mejor sistemas sanitarios del mundo, y que también contamos con unos excelentes profesionales; a ellos, a los 64.000 trabajadores de la sanidad pública valenciana, quiero hacerles un reconocimiento por el compromiso que han asumido en beneficio de toda la población», ha subrayado también el president.

«La responsabilidad es el primer requisito para cualquier Gobierno, y cuando está en juego la salud pública, lo es todavía más», ha remarcado Puig, que ha agregado que, como en todo momento desde el inicio de esta epidemia, «la Generalitat ha seguido los criterios científicos y técnicos para proteger la salud de los valencianos y las valencianas» y ha actuado desde «el rigor, la responsabilidad y la proporcionalidad en la respuesta», con «plena coordinación» con las directrices del Ministerio de Sanidad y siguiendo criterios científicos.

Puig ha insistido en que la actuación de la Generalitat en este ámbito responde a la «prioridad absoluta de proteger la salud de los valencianos y las valencianas, especialmente de aquellos grupos más vulnerables», con decisiones que «responden a criterios sustentados en la evidencia científica y el criterio de los expertos».

Anuncio
Conectar