Contacta con nosotros

Recopilaciones

Todo lo que tienes que saber antes de tu primer Tattoo

Cada vez más la gente decide decorar su cuerpo con diferentes tipos de motivos. Quién se hace su primer tatuaje, con toda seguridad se hará un segundo, un tercero o quién sabe cuantos más. 

Si estas pensando en hacerte un tatuaje aquí tienes este reportaje en el que te vamos a dar una serie de consejos ha tener en cuenta y que cuando llegues al estudio no parezcas un idiota. 

En primer lugar, el profesional del tatuaje esta cansado de escuchar preguntas estúpidas. Es normal que si es tu primer tatuaje tengas ciertas dudas y te animamos a que preguntes todo lo que necesites para estar completamente tranquilo. 

No obstante hay una serie de cuestiones que debes evitar porque se salen del gráfico de la estupidez. 

Cinco preguntas estúpidas que escuchan todos los tatuadores

1.¿Esto hará daño? Por mucho que algunas personas se empeñen en decir que no hace daño ¡Sí hace daño! ¿Se puede soportar? Pues claro que sí, pero has de saber que después de varias horas de sesión con una aguja dando pinchazos, hasta el tipo más duro del planeta se quejará del dolor (aunque siempre lo negará). 

«hasta el tipo más duro del planeta se quejará del dolor (aunque siempre lo negará).»

2.¿Me puedes poner anestesia? Por lo general, un tatuador no tiene estudios de anestesista… Existe una crema llamada Emla que adormece la piel. Esto te solucionará el problema durante unos minutos pero el resto de la sesión tendrás que aguantar los pinchazos. 

3. Donde me tatúe ¿Luego me saldrá el pelo? Claramente si, te saldrá el pelo. ¡Te estás tatuando, no haciendo la depilación láser! 

4.¿Cuándo vengo a repasarlo? Si has elegido un buen tatuador no necesitaras repasar nada, al menos hasta que pasen muchos años y aún así todo depende del estilo que elijas para tu diseño. Por el contrario, si eliges un mal tatuador posiblemente, más que repasar el tatuaje, lo que querrás es hacer un cover (taparlo) o directamente borrarlo. 

5.Quiero tatuarme esta frase en Chino/ Japonés/ Hebreo/ Arabe/ Alemán/ Klinglon ¿Me lo puedes traducir? Aquí nadie duda de la capacidad y habilidad de los tatuadores para dominar otras lenguas y escrituras. Alguno habrá que tenga una licenciatura en filología Suajili, pero por lo general no es así. Desde aquí te recomendamos que uses una lengua que conozcas o que acudas a alguien que si domine el idioma que quieras utilizar. ADVERTENCIA, los traductores de internet no siempre traducen bien. 

Otra cosa que tienes que tener en cuenta para hacerte un tatuaje es el tipo de diseño o dibujo que vas a elegir. Recuerda que un tatuaje es algo para toda la vida y una mala elección te puede traer muchos problemas. Te recomiendo que cuando elijas un diseño seas original, escoge algo que te represente o simplemente que te guste, porque si y punto. 

No pretendas ser algo que no eres y ve con cuidado con los motivos ofensivos para el resto de la sociedad. Un ejemplo, una esvástica nazi no será vista con muy agrado por el resto de bañistas en una playa. 

Qué no debes tatuarte a menos que seas: 

1.Un putón berbenero. A no ser que seas una chica, y ni aún así. Nunca te tatúes una mariposa encima del trasero. Si algo hemos aprendido de Ted Mosby en Cómo conocí a vuestra madre, es que esta elección sólo provocará las risas de tus amigos. 

2. Un pandillero. Existe un estilo de tatuaje llamado chicano, así como otros tipos de tatuajes que pertenecen a las mafias rusas, la yakuza o bandas callejeras. Por mucho que estés de acuerdo con estas agrupaciones, a no ser que seas un chico del barrio, pertenezcas a una banda o seas el más malote de tu ciudad… Este tipo de motivos te harán quedar como un fantasma y aquí no descartamos que puedas tener problemas con gente peligrosa. 

3. George Clooney en ‘Abierto hasta el amanecer’. O cualquier otro tipo de celebrities. A ellos cierto tipo de diseños atrevidos les puede quedar bien pero a ti, a parte de ser una muestra de falta de personalidad, no te hará parecer tan duro como a Seth Gecko machacando vampiros en la teta enroscada; tan atractiva como a Angelina Jolie o Rihanna, o jugar bien al fútbol como Beckham o Torres. 

4. Un estúpido. Nunca te tatúes el nombre de tu novia/o. Ahora puedes estar muy seguro de tus sentimientos, pero puede que en un tiempo no muy lejano no lo estés o te hayan puesto los cuernos. No queremos ser pesimistas, pero este tipo de tatuajes tienen un alto porcentaje de terminar en un cover o un costoso tratamiento de borrado. 

Por último tenemos una serie de consejos que debes seguir para que todo salga sobre ruedas y consigas tener una obra de arte sobre tu piel. 

En primer lugar acude a un estudio de confianza. Te recomendamos conocer la trayectoria del artista y algunos de sus trabajos. Elige un estudio limpio y que siga unas medidas higiénicas. Un buen profesional siempre dará lo mejor de si mismo en cada trabajo. Con un mal profesional puedes tener desde un mal tatuaje hasta pillar una seria enfermedad por falta de higiene. 

Cuando pagas por un tatuaje, pagas por la calidad del dibujo y del profesional. Ahorrarte 20 o 30 euros te puede salir muy caro por las mismas razones que hemos dicho más arriba. Te invitamos a consultar el diseño y dejarte orientar por el tatuador. El es quien tiene la experiencia y sabe que queda bien y que no. No seas cabezota y se razonable a las sugerencias de un profesional. 

Por último y no menos importante. ¡No cabrees a tu tatuador! 

Anuncio
Conectar