Contacta con nosotros

Actualidad

Detienen a dos hombres por una estafa superior a 300.000 euros en la compra de teléfonos móviles con identidades robadas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos hombres de 49 y 53 años, de origen español y colombiano, respectivamente, como presuntos autores de los delitos de usurpación de estado civil, estafa, descubrimiento y revelación de secretos, tras usurpar las identidades de varias personas y así adquirir teléfonos móviles de alta gama y artículos de lujo a través de internet y su posterior venta en plataformas de comercio electrónico. 

Las compras fueron hechas en menos de un año y su importe supera los 300.000 euros. Se han realizado dos registros y se han intervenido más de 20 teléfonos móviles de alta gama, 2 ordenadores portátiles, un reloj valorado en más de 8.800 euros, una pulsera valorada en 5.500 euros y ropa de lujo con facturas fraudulentas, así como 15.000 euros en efectivo.

La investigación se inició a mediados de julio del 2019 al tener conocer los agentes de que se estaban haciendo cargos fraudulentos por importes superiores a 1000 euros utilizando identidades usurpadas. Las compras se realizaban a través de internet adquiriendo teléfonos móviles de alta gama y artículos de lujo que luego pondrían a la venta en plataformas de comercio electrónico. A día de hoy se tiene conocimiento de más de 70 personas estafadas. 

Robos de correspondencia bancaria

En las primeras pesquisas practicadas, los agentes averiguaron que los autores se apoderaban ilícitamente de los datos personales de las víctimas, bien mediante el robo de la correspondencia bancaria a vecinos de las fincas donde ellos mismos residían y fincas próximas, o mediante fuentes de información abiertas, permitiéndoles llevar a cabo multitud de compras a través de diferentes portales de  internet usando los datos robados.

Los policías averiguaron que los sospechosos facilitaban siempre  direcciones ficticias a la hora de recibir los objetos adquiridos a través de internet, de esta forma el repartidor tenía que ponerse directamente en contacto con ellos telefónicamente  y acordar un punto y hora de entrega o acercarse ellos personalmente a recogerlos. Durante el Estado de Alarma la recogida de las compras se realizaban en puntos muy próximos a sus domicilios y con la máxima rapidez, para evitar así ser identificados.

Como consecuencia de las investigaciones y tras los correspondientes registros en los domicilios de los sospechosos, en los que se intervinieron más de 20 teléfonos móviles de alta gama, 2 ordenadores portátiles, un reloj valorado en más de 8.800 euros, una pulsera valorada en 5.500 euros y ropa de lujo con facturas fraudulentas, así como 15.000 euros en efectivo; fueron detenidos los sospechosos como presuntos autores de los delitos de usurpación de estado civil, estafa, descubrimiento y revelación de secretos.

Una vez detenidos, los agentes comprobaron que a uno de ellos le constaban dos búsquedas, detención e ingreso en prisión por los juzgados de Madrid y Móstoles, así como numerosas requisitorias por los juzgados de Madrid, Cartagena, Arcos de la Frontera o Valencia. 

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, que ha decretado el ingreso en prisión de uno de ellos.

Anuncio
Conectar