Contacta con nosotros

Actualidad

Gandia inicia los trámites para que la iglesia San Nicolás del Grau sea declarada BIC

La Alcaldesa de Gandia, Diana Morant, acompañada de la concejala de Patrimonio Artístico, Histórico y Cultural, Alicia Izquierdo, el presidente de la Junta del Distrito del Grau, Miguel Ángel Picornell y el vicario episcopal y párroco de San Nicolás, Francisco Revert ha anunciado la aprobación a la Junta de Gobierno Local de esta mañana el inicio de los trámites para solicitar al Consejo de la Generalidad la declaración de la iglesia de San Nicolás, del Grau, como Bien de Interés Cultural (BIC). Ha sido posible gracias a la autorización del arzobispado, propietario del templo.

Foto Àlex Oltra

Una distinción que sería el primer Bien de Interés Cultural (BIC) del Grau, y que “llenaría de orgullo los gandienses en general y los Grauers en particular. Todo el Grau puede estar satisfecho de poder contar con su singular iglesia, fruto de los donativos y el esfuerzo de muchos padres, abuelos … los actuales vecinos y feligreses. Ellos hicieron un gran esfuerzo entonces en unos tiempos que eran duros. Gente trabajadora que consiguió para sus descendientes un lugar inigualable para el encuentro social y religiosa de los vecinos del Grau. Por ello, la declaración como BIC del templo del Grau también sería un reconocimiento al trabajo altruista de todo un pueblo. Para que los Grauers, con su sacrificio, hicieron posible la construcción de un monumento que tiene una dimensión y un reconocimiento internacional; y de un emblema de nuestra querida barriada marítima “, destacó la Alcaldesa.

Por qué BIC?

La iglesia del Grau, símbolo del cambio y progreso del Grau y de la playa, es obra del ingeniero Eduardo Torroja, un arquitecto con una dimensión internacional. Junto con él, el arquitecto Gonzalo Echegaray y el ingeniero Jaime Navidad. Es uno de los edificios más importantes del llamado MOVIMIENTO MODERNO. Se construyó en 1958. El estilo destaca por su sinceridad estructural y sencillez material con una clara vinculación con el entorno portuario en el que se sitúa.

Edificio pionero en España por su calidad y por el uso del hormigón armado en grandes bloques. Es uno de los grandes valores de la arquitectura laminar. Hay muy pocas iglesias que están dentro de mar. Son muchas las personas que cuando acceden al templo se quedan maravilladas y a la gente le llama mucho la atención.

En 2002, se lleva a cabo una rehabilitación para reparar los daños que el ambiente marino había ocasionado; y en el 2015 recibe el Premio de Reconocimiento Internacional de la Fundación DOCOMONO IBÉRICO (organización internacional creada en 1990 con objetivo de inventariar, divulgar y proteger el patrimonio arquitectónico del Movimiento Moderno)

“Sin duda, la declaración de BIC, potenciará el prestigio de Gandia como ciudad que ama a su patrimonio, así como su gran atractivo turístico. Esta declaración casaría con esa clara y fuerte apuesta que estamos haciendo desde el Ayuntamiento por el turismo cultural y de calidad. Con su perfecta ubicación, mirando al Puerto y en el Mediterráneo, la iglesia del Grau, con su declaración como BIC también ayudaría a la desestacionalización turística. Continuaríamos protegiendo y dignificando nuestro patrimonio, reforzando nuestra esencia e identidad. Nosotros somos un pueblo mediterráneo, un pueblo con tradición marinera, y queremos conservar nuestros raíces: No hay en el mundo ninguna sociedad avanzada que no cuide su patrimonio. La principal joya arquitectónica del Grau, la iglesia de San Nicolás, camina, pues, hasta la excelencia patrimonial. Un camino que empezamos hoy mismo con los trámites del expediente para conseguir que el edificio sea declarado BIC. Es una gran apuesta de este gobierno que ha decidido dar un paso más para proteger su patrimonio e impulsar esta catalogación para el templo del distrito marinero “, aseguró Morant.

Además conseguir esta mayor categoría abre la puerta a recibir subvenciones de administraciones superiores, situándose iglesia de San Nicolás en otro nivel en el que tendría prioridad respecto a otros edificios.

Cabe recordar, que ya se decidió en su momento, aparcar el expediente de Bien Relevancia Local (BRL) para ascender un escalón y conseguir que el edificio tenga mayor relevancia.

Esta iniciativa llega también avalada por la dirección del Museo Torroja, que tras varias reuniones de técnicos municipales con los expertos de este Museo, se decidió abordarlo para trabajar y conseguir que sea BIC porque merece este tratamiento.

procedimientos

Ahora lo que se hará es trasladar el expediente a la Dirección General de Patrimonio de la Conselleri de Educación, Cultura y Deporte, donde destaca un exhaustivo informe que ha elaborado el Ayuntamiento de Gandia (con un completo estudio, investigación y diagnóstico por razón de los rasgos históricos, culturales y artísticos de la iglesia del Grau.

La Conselleria de Cultura hará un informe preliminar que, si es favorable, se admitirá a trámite, con 1 mes de exposición pública. La Conselleria también podrá solicitar informes a organismos valencianos vinculados con el patrimonio (CVC, Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, Universidad de Valencia y Universidad Politécnica de Valencia).

Después se haría la propuesta de resolución y, finalmente, sería el Consell quien la declararía como BIC.

Una vez conseguida la declaración (esperemos que sí), jugará un papel fundamental el entorno de protección de los alrededores de la iglesia. Así las calles, casas y edificios cercanos tendrían un régimen de protección especial.

Esto también enlazaría con el proyecto de renovación urbana que desde el gobierno local se prepara en el entorno de las Casas de los Pescadores y la plaza que hay delante de la iglesia (plaza del Garbí) para convertirla para uso de peatones.

Por su parte, el rector de la parroquia del Grau ha recordado que la iglesia fue inaugurada en 1962, “en medio del Concilio Vaticano II, que representó una renovación de la Iglesia, y responde, por tanto, a esa nueva concepción aperturista en la naturaleza, en la asamblea … Hay que agradecer el interés del Ayuntamiento, porque nos obliga a valorarlo ya cuidarlo, aún más, para que sea un lugar de encuentro, no sólo de culto “.

La concejala de Patrimonio ha puesto en valor que se trata de uno de los edificios más destacables dentro de la arquitectura contemporánea en Gandia, que sustituyó la antigua ermita de San Nicolás, en estado ruinoso debido a los bombardeos en el puerto durante la Guerra civil. La obra se sitúa en un solar de forma triangular flanqueado de agua por dos lados; por un lado, la confluencia de la acequia del Rey y la del Auir y, por otro, el mismo barranco de San Nicolás y el puerto de Gandia. Gracias a esta disposición, el edificio adquiere un carácter especial que, al ser una construcción exenta, podemos observar perfectamente sus fachadas principales. El complejo arquitectónico está compuesto por tres edificios: la iglesia, la torre campanario situada en el claustro, y la casa abadía (que queda, de momento, excluida de la declaración).

“A pesar de la sobriedad y de la abstracción en sus formas, consigue una simbiosis perfecta con su contexto naval, gracias a la utilización de diferentes elementos como las ventanas de ojo de buey, y la disposición de las vigas que ressemblen el esqueleto de un barco. Los únicos añadidos figurativos que encontramos en el templo se sitúan en la fachada principal, con la imagen de San Nicolás, y al testero, con la Virgen Blanqueta, patrona de los pescadores “.

A pesar de a su apariencia hermética exterior, el interior es bastante luminoso, gracias a las múltiples claraboyas y ventanas dispuestas partes de toda la fachada. “Desgraciadamente, Eduardo Torroja no pudo ver el templo concluido, ya que murió un año antes, dejando tras de sí un importante legado de obras como las tribunas del hipódromo de la Zarzuela, el mercado de Algeciras o la iglesia del Puente de Suert en Lleida, antecesora de la iglesia de San Nicolás del Grau de Gandia “.

La declaración como Bien de Interés Cultural de la iglesia del Grau supone un importante hito en la puesta en valor y protección de esta obra maestra de la arquitectura del siglo XX. “Y, tal y como nos recuerda la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano, la incoación como BIC de la iglesia del Grado comportará, en el futuro próximo, la necesidad de redactar un plan especial de protección que regirá todos los aspectos urbanísticos del templo y de su entorno más inmediato. Un documento normativo con el que ya cuentan otros BIC de la ciudad, y para cuya redacción los departamentos de Arqueología y Patrimonio y de Urbanismo del Ayuntamiento de Gandia, asesorarán a los propietarios para realizar su inmediata tramitación “, concluyó.

El presidente de la Junta de Distrito ha deseado “que este sea el primero de otros BIC para el Grau, porque también tenemos los tinglados, que con la iglesia forman el scanline más singular del Grado … Esperamos que el expediente llegue a buen puerto y sea declarada BIC esta maravilla, que parece suspendida en el aire … “.

Anuncio
Conectar