Contacta con nosotros

Actualidad

La aportación de 70hm3 de agua del Xúquer a l’Albufera y el rechazo al incremento del caudal ecológico del Tajo centran las alegaciones de Agricultura al Esquema de Temas Importantes

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha explicado las alegaciones presentadas al provisional Esquema de Temas Importantes (ETI) del Tajo y del Xúquer que pasan por reducir el incremento de los caudales ecológicos y destinar una aportación de 70 hectómetros cúbicos a la Albufera «repartida temporalmente y no condicionada a otras actuaciones».

Mollà ha presentado las aportaciones de la Administración autonómica en una rueda de prensa, que ha contado también con la participación del Consell de l’Horta, junto a la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, y los directores generales de Calidad y Educación Ambiental, Joan Piquer, y del Agua, Manuel Aldeguer.

La consellera ha dedicado el primer bloque de su intervención a las alegaciones al provisional Esquema de Temas Importantes del Tajo que se centran en la mejora de la depuración frente al incremento del caudal ecológico. «No creemos ni avalada científicamente, ni motivada, ni justificada la consideración sobre los caudales ecológicos», ha señalado, además de tildar la subida de estos niveles de «indiscriminada, injustificada y perjudicial para los valencianos y las valencianas en un tramo donde el río está sano».

Al respecto, el documento de alegaciones asegura que «la Generalitat apoyaría la inclusión de la mejora de la depuración y regulación de aguas depuradas para su uso en el área metropolitana de Madrid como proyectos singulares a los que debería asignarse financiación directa a través de los fondos europeos de recuperación».

«Queremos resolver el problema del Tajo que no es el trasvase, no son los regantes, es la mala depuración, está estudiado y tiene que reflejarse en el Esquema de Temas Importantes y en los fondos destinados», ha subrayado Mollà.

La titular de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha desgranado asimismo las alegaciones al ETI del Xúquer con especial incidencia en las medidas para reducir la contaminación de origen urbano e industrial, la agricultura de precisión en favor de la eficiencia y seguimiento del uso de fertilizantes y fitosanitarios y la Albufera.

Las propuestas sobre el lago comprenden un capítulo íntegro de las alegaciones con una batería de actuaciones «indisolubles» para mejorar la cantidad y la calidad del agua que llega al lago. En este sentido las iniciativas para mejorar el saneamiento en el ámbito de l’Horta Sur «conforman un proyecto integral en que unas actuaciones van ligadas a las otras».

La consellera ha repasado el conjunto de acciones, que parten «indiscutiblemente del aporte no condicionado de 70 hectómetros cúbicos del Xúquer», como los tanques de tormenta, la remodelación del colector oeste y la construcción de una nueva depuradora; obras todas ellas vinculadas y que deben contar para su planificación con la participación de los municipios afectados.

Las obras para completar el postrasvase Xúquer-Vinalopó son otro de los puntos importantes dentro de las alegaciones, que aboga por no aplicar principios de recuperación de costes en todas aquellas infraestructuras destinadas a paliar el déficit hídrico, haciendo referencia explícita a la sobre explotación de los acuíferos y a la necesidad de propiciar un uso continuado de la desalinizadora de Mutxamel.

«Nuestras alegaciones persiguen un objetivo: proteger el interés ambiental y agrario», ha señalado Mollà. Esta postura de la Conselleria «se refleja en los presupuestos autonómicos, que destinan una partida cercana a los 5 millones de euros al postrasvase; una infraestructura necesaria para recuperar los acuíferos y que la Generalitat no repercutirá en los regantes».

Mireia Mollà ha confiado en que la actitud «receptora» del Ministerio de Transición Ecológica a las aportaciones aunque no ha descartado «otro tipo de trámites -que podrían conducir a acciones legales- si las contribuciones de la administración autonómica no se ven reflejadas en el documento final».

«Evitar ser primeros refugiados climáticos de Europa»

Sobre los efectos de los temporales en el litoral de la Comunitat, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha indicado que «el Mediterráneo es epicentro del cambio climático, de acuerdo a los informes científicos, y que los fenómenos climatológicos extremos serán más recurrentes en nuestro territorio».

«Tenemos una mayor responsabilidad como sociedad para revertir y frenar los efectos del cambio climático, pero al mismo tiempo tenemos más derecho para exigir las actuaciones globales que hacen falta», ha asegurado Mollà, y ha reiterado la necesidad de que los fondos europeos destinen inversiones a los territorios más vulnerables como el valenciano «para evitar que seamos los primeros refugiados climáticos de Europa».

Las alusiones a los efectos del cambio climático sobre el territorio de la Comunitat Valenciana, sometido a tensiones y desequilibrios climatológicos, y a una nueva política de gestión del agua que replantee sus prioridades en función de valores ecológicos, sociales y económicos, «son una constante de las alegaciones que, asimismo, ponen en valor los beneficios de los sistemas tradicionales y sostenibles de la actividad agrícola sobre los ecosistemas», según Mollà.

Anuncio
Conectar