Contacta con nosotros

Actualidad

Cullera reabre las playas, el paseo marítimo y el mercadillo

El Ayuntamiento de Cullera ha decidido esta mañana, en Junta de Gobierno Local, reabrir por completo las playas y el paseo marítimo y el mercadillo de los jueves. Un alzamiento de restricciones que se toma dada la tendencia a la baja del número de contagios por Covid-19 tanto en la localidad como el resto de la comarca.

De hecho, Salud Pública ha trasladado hoy al consistorio un total de 67 casos activos en los últimos 14 días en Cullera, el que supone una tasa por cada 100.000 habitantes de 308,57. Hay que recordar que el pasado 25 de enero el municipio presentaba una tasa de 2.247,5, su máximo de toda la pandemia, y en tres semanas se ha reducido la incidencia un 86%.

Hay que señalar que, a causa del alta incidencia por coronavirus en el municipio, el Ayuntamiento decretó, entre otros restricciones, el cierre de playas y del paseo marítimo durante tres fines de semana como medida de contención y para restringir la movilidad ante la situación preocupante que vivía todo el territorio valenciano.

No obstante, todo y la apertura para este fin de semana de los 15 kilómetros de playas con los que cuenta el municipio, el consistorio reforzará la vigilancia y el protocolos para el cumplimiento de las medidas sociosanitarias como el uso obligatorio de la mascarilla, la distanciación social y el límite de dos personas juntas, esta última a excepción de que sean convivientes.

Mercado exterior

Para minimizar riesgos y evitar relaciones sociales, el Ayuntamiento también tomó la decisión de suspender temporalmente el mercadillo que tiene lugar cada jueves en el municipio. Ahora, a partir del próximo 18 de febrero se retomará esta actividad en una nueva ubicación, concretamente en la zona de la Beba, un entorno con más amplitud porque los protocolos de seguridad y la actividad comercial se puedan desarrollar correctamente.

Además, el Ayuntamiento anunció los vendedores ambulantes que no tienen que abonar la tasa por la ocupación de la vía pública en los próximos seis meses. Hay que comentar que con el «Plan Resiste», al que se ha adherido Cullera y que supondrá la inyección de casi un millón de euros para el tejido socioeconómico local que ha visto afectada su actividad a causa de las últimas medidas contra la Covid-19, los vendedores ambulantes que tengan su domicilio en la ciudad también recibirán una línea de ayuda directa como el resto de sectores que han sufrido mayoritariamente las restricciones en la pandemia. Unas ayudas que se añaden a las ya otorgadas el año pasado por el consistorio con el Plan Recupérate y donde los vendedores locales ya fueron beneficiarios.

Anuncio
Conectar