Contacta con nosotros

Ciencia

El CSIC y otros cinco organismos científicos europeos se comprometen a defender la libertad académica

CSIC. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y otros cinco organismos científicos europeos (Consiglio Nazionale delle Ricerche -CNR-, Centre National de la Recherche Scientifique -CNRS-, Helmholtz-Gemeinschaft Deutscher Forschungszentren, Leibniz-Gemeinschaft y Max-Planck-Gesellschaft) han suscrito una declaración conjunta en defensa de la libertad académica. El documento, que fue enviado el 10 de marzo a las instituciones europeas, representa el compromiso de los principales organismos científicos europeos, que agrupan a unos 135.000 profesionales, en la protección “solemne y continua” de los derechos fundamentales de los investigadores.

Resalta la declaración que “la investigación depende de la garantía de su libre ejercicio”, para luego asegurar que se trata de una premisa “que toca la protección de los derechos fundamentales de los investigadores”.

El documento alude al compromiso europeo con estos mismos principios, reflejado, en concreto, en el desarrollo de un Programa Marco que ofrece a los científicos la oportunidad de llevar a cabo sus investigaciones y difundir sus resultados en condiciones de independencia. Asimismo, menciona que, en octubre de 2020, el Parlamento Europeo y los ministros de investigación de la Unión Europea asumieron el mismo compromiso suscribiendo la Declaración sobre la Libertad de la Investigación.

[/su_box]
Anuncio

En 2019, la Alianza de la Organización Científica en Alemania publicó los Diez principios de libertad científica, que enfatiza que la libertad científica supone un llamamiento a la responsabilidad de los investigadores y los organismos científicos sobre cuestiones éticas, autorregulación e integridad científica. En esta misma dirección y año se pronunció también Science Europe en una declaración conjunta con la Asociación de Universidades Europeas (EUA) y la Federación Europea de Academias de Ciencias y Humanidades (ALLEA).

“No obstante -continúa el texto del G6-, todavía hay muchos casos por todo el mundo que prueban que los investigadores están amenazados de forma específica debido a sus actividades de investigación. Su libertad de pensamiento, de expresión y, en ocasiones, de movimiento, se están poniendo en cuestión y, a veces, está en juego incluso su propia seguridad”.

Anuncio
Conectar