Contacta con nosotros

Salud

Una investigación de Fisabio analiza la relación entre las bacterias intestinales y el cáncer de colon en pacientes con síndrome de Lynch

La investigadora Gabriela Debesa, miembro del grupo de investigación en Simbiosis que lidera Andrés Moya en la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), ha estudiado la relación de la microbiota intestinal con el cáncer de colon en pacientes con Síndrome de Lynch (una enfermedad hereditaria que predispone al desarrollo de cáncer) con el uso de muestras de tejido fijadas en formol y conservadas en parafina.

El objetivo principal era averiguar si es posible obtener información del microbioma a partir de muestras conservadas de esta manera. Esto se estudió en muestras de pacientes con síndrome de Lynch que habían desarrollado cáncer de colon y se comparó si había diferencias entre las secuencias de ADN bacteriano de la mucosa intestinal y las de los tumores.

Según Gabriela Debesa, primera firmante del trabajo que ha recibido una ayuda predoctoral de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Valencia, “se corroboró que en los tejidos tumorales existe una mayor presencia de algunos grupos bacterianos asociados a tumores en comparación con la mucosa normal, como Fusobacterium nucleatum, Bacteroides fragilis y Campylobacter.”

Anuncio

Ebook Kindle PaperWhite

Estos resultados ya se habían observado anteriormente en muestras de tejidos frescos, pero lo novedoso del estudio ha sido la extracción de esta información a partir de tejidos antiguos preservados con formol y parafina que estaban almacenados en  el IBSP-CV, el Biobanco para la Investigación Biomédica y Salud Pública de Comunitat Valenciana, que forma parte de la Red Valenciana de Biobancos.

En este tipo de estudios las muestras utilizadas normalmente son de tejidos frescos o congelados, lo que obliga a disponer de muestras de manera inmediata o a depender de complejas infraestructuras de congelación. Sin embargo, esta investigación ha conseguido corroborar estudios anteriores analizando bloques de tejidos no frescos.

Andrés Moya, investigador principal del proyecto, explica que “es un avance importante porque hay un enorme número de muestras preservadas así disponibles en los hospitales y biobancos. Clásicamente, tras la cirugía se toman muestras de la zona extirpada para su conservación en bloques de parafina. La ventaja de este modo de preservación es que no necesita condiciones especiales de almacenamiento y duran muchos años.”

No obstante, este tipo de conservación de muestras presenta algunas complicaciones. En el estudio del cáncer cada vez toma más importancia la información genómica. Este método no es tan bueno para obtener esta información, ya que daña tanto el ADN humano como el ADN bacteriano, que es lo que se usa para analizar el microbioma.

“A pesar de estas dificultades, obtuvimos resultados acordes a los de estudios anteriores realizados con tejido fresco, donde el ADN está en condiciones óptimas para su secuenciación”, Vicente Pérez-Brocal, investigador del proyecto y coprimer firmante del trabajo.

Nuevos horizontes

Este método ofrece nuevas posibilidades ya que no limita las muestras a los tejidos frescos disponibles, sino que se pueden usar muchas más muestras almacenadas. La aplicación principal será poder realizar análisis retrospectivos de microbioma en muestras preservadas en parafina, como alternativa cuando no exista tejido fresco disponible, para cáncer colorrectal y otras patologías.

El doctor Antonio Llombart, investigador principal del grupo Oncología Clínica y Molecular de Fisabio y presidente del Comité Técnico de AECC Valencia explica que “esta investigación es un paso muy importante para facilitar el estudio de cómo afecta la microbiota intestinal al desarrollo de cáncer de colon en personas con Síndrome de Lynch. Esto permitirá tener información para poder desarrollar nuevos métodos más eficaces de diagnóstico temprano y prevención, algo fundamental para tratar este tipo de cáncer que es muy frecuente”.

Además, el doctor Llombart, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Arnau de Vilanova, añade que “es importante seguir avanzado para combatir el cáncer colorrectal que cada año afecta a más de 38.790 nuevos pacientes en España y produce el fallecimiento de más de 15.770 personas.”

Para el estudio se utilizaron 98 muestras (una de tejidos tumorales y una de mucosas sanas por persona) de pacientes diagnosticados de síndrome de Lynch que fueron tratados quirúrgicamente entre 1996 y 2017. Las muestras pertenecían a 21 mujeres y 28 hombres con un rango de edad comprendido entre los 33 y los 87 años.

El artículo, publicado en la revista científica Scientific Reports,  se titula Metagenomic analysis of formalin-fixed paraffin-embedded tumor and normal mucosa reveals differences in the microbiome of colorectal cancer patients y ha sido realizado por Gabriela Debes-Tur, Vicente Pérez-Brocal, Susana Ruiz-Ruiz, Adela Castillejo, Amparo Latorre, José Luis Soto y Andrés Moya.

Anuncio
Conectar